Colección Bestiarios

Un bestiario, un zoológico: espejos. Esos que no tenemos en nuestros cuartos de baño, pero en los que conviene ir a mirarse de cuando en cuando.

Julio Cortázar

Los animales se parecen tanto al hombre que a veces es imposible distinguirlos de éste.
Bestiarios era el nombre que se daba en la Edad Media a los tratados, en verso o en prosa, que describían animales reales o imaginarios. Frecuentemente no se limitaban a una mera enumeración de sus características externas sino que incluían aspectos simbólicos o alegóricos, que dotaban a este género literario de una enseñanza moral. Los bestiarios, colecciones de animales, son tan antiguos como el mundo.

Mostrando 1–9 de 11 resultados