Memorias de un solterón

13,00 

Soy solterón, y lo soy con deliberado propósito y casi diría que por convicción religiosa. Así comienza Memorias de un solterón

 

Autora: Emilia Pardo Bazán

 
ISBN: 9788415458395
Nº Páginas: 246
Dimensiones: 13 x 21
Categoría: Etiqueta:

Descripción

Soy solterón, y lo soy con deliberado propósito y casi diría que por convicción religiosa. (…) En lo físico soy alto, membrudo, apersonado, de tez clara y color mate, conbarba castaña siempre recortada en punta, buenos ojos, y anuncios apremiantes de calvicie que me hacen la frente ancha y majestuosa.Para vindicarme ante la posteridad, referiré, sin quitar punto ni coma, lo que soy y cómo vivo, y daré a la vez la clave de mi filosofía peculiar y de mis ideas. Oigan y envidien el pasar de este empedernido solterón.

Así comienza Memorias de un solterón, brillante obra de madurez deEmilia Pardo Bazán, en la que su protagonista y narrador, el arquitectoMauro Pareja, va contando, en un tono irónico y divertido, que destilafrescura y genialidad, las aventuras de un caballero de clase media en una pequeña ciudad: Marineda.Memorias de un solterón es, tanto por su contenido como por la excelentecaracterización de los personajes femeninos que componen el universo de su cronista, una novela profundamente crítica con el sexismo de laépoca que le tocó vivir a la magistral narradora gallega.

Autora

EMILIA PARDO BAZÁN nació en La Coruña en 1851 y murió en Madrid en 1921. Fue una escritora extraordinariamente prolífica y versátil. Su obra se extiende a lo largo de 38 novelas, siete obras de teatro, numerosos poemas, veinte volúmenes de ensayo y crítica, diez libros de viajes, decenas de conferencias y discursos, un millar largo de artículos periodísticos y… dos espléndidos libros de cocina.

Además de todo eso, una producción cuentística que se estima en torno a los seiscientos relatos, y que, a juicio de la crítica, constituye lo más señero de su creación. Lectora empedernida y viajera infatigable, conoció en París a los hermanos Goncourt, a Daudet y a Émile Zola, padre del Naturalismo, cuyos principios trasladó a la España decimonónica. Estuvo permanentemente en contacto con la intelectualidad de su época: Rosalía de Castro, Zorrilla, Blasco Ibáñez, Unamuno, Menéndez Pelayo, entre otros, formaron parte de su círculo literario.

Catedrática de la Universidad de Madrid desde 1916 hasta su muerte, en 1921, fue asimismo presidenta de la sección de Literatura del Ateneo de Madrid y Consejera de Instrucción Pública. Junto con Galdós y Clarín, la condesa de Pardo Bazán es una de las escritoras más representativas de la narrativa española del siglo XIX.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Memorias de un solterón”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te recomendamos…