La casa hechizada

14,50 

 

Los libros, la literatura, como aseguraba Virginia Woolf, son el espejo del alma; por lo que en estos contundentes reflejos somos testigos de una profunda sensibilidad

Autora: Virginia Woolf

Isbn: 978-84-17726-58-4

Páginas: 144

tamaño: 13×21

Categoría:

Descripción

«Lo dejamos aquí», decía ella. Y él añadía: «¡Sí, pero también aquí!». «Está arriba», murmuraba ella. «Y también en el jardín», musitaba él. «No hagamos ruido», decían, «o les despertaremos».

Pero no era esto lo que nos despertaba. Oh, no. «Lo están buscando; están corriendo la cortina», podía decir una, para seguir leyendo una o dos páginas más. «Ahora lo han encontrado», sabía una de cierto, quedando con el lápiz suspenso en el margen. Y, luego, cansada de leer, quizás una se levantara y fuera a ver por sí misma, la casa toda ella vacía, las puertas quietas y abiertas, y sólo las palomas torcaces expresando con sonidos de burbuja su alegría, y el zumbido de la trilladora sonando allí, en la granja. «¿Por qué he venido aquí? ¿Qué quería encontrar?». Tenía las manos vacías.

Los libros, la literatura, como aseguraba Virginia Woolf, son el espejo del alma; por lo que en estos contundentes reflejos somos testigos de una profunda sensibilidad y de un heterodoxo y plural concepto vital. Entretenidos, intensos, profundos, singulares y, sin duda, indispensables, son los textos que Eneida editorial reúne bajo el sugerente título de La casa hechizada.

Haciéndose y deshaciéndose, alzándose, cayendo, alternándose las voces y los temas, con un rotundo y singular estilo, cercano a la experimentación formal, Virginia Woolf nos ofrece en este inexcusable volumen lo mejor de su narrativa breve; una formidable colección de relatos en los que el lector se deleitará con su precisión lingüística, su poderosa imaginación, y su genuina y desbordante originalidad. U

Autor

Adeline Virginia Woolf nació en Londres el 25 de enero de 1882. La joven Virginia fue educada por sus padres en su literario hogar del número 22 de Hyde Park Gate, Kensington. Asiduos visitantes al domicilio paterno fueron Alfred Tennyson, Thomas Hardy, Henry James y Edward Burne-Jones. Es una de las más destacadas figuras de la vanguardia modernista anglosajona del siglo xx y miembro destacado del grupo de Bloomsbury.
Sus creaciones más memorables son las novelas La señora Dalloway (1925), Orlando: una biografía (1928), Las olas (1931), y su celebrado ensayo Una habitación propia (1929), en el que se contiene su célebre sentencia: «Una mujer debe tener dinero y una habitación propia, si va a escribir ficción».​
Fue redescubierta durante la década de 1970 gracias a ese mismo ensayo, uno de los textos más celebrados del movimiento feminista.
Su vida estuvo marcada por la inestabilidad emocional y por varios intentos de suicidio.
Virginia Woolf, mito de la literatura y el feminismo, mujer atormentada que afirmara: Quien nos roba los sueños nos roba la vida, acabó con su sufrimiento el 28 de marzo de 1941.
Se puso su abrigo, llenó sus bolsillos con piedras y se arrojó al río Ouse. Sus restos incinerados fueron enterrados bajo un árbol, en Rodmell, Sussex.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “La casa hechizada”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *